Consejos para enfrentar el conflicto social en Chile

El psiquiatra Dr. Pedro Retamal entrega en este post prácticos consejos para aplicar en estos días de intensas movilizaciones sociales.

Consejos para los adultos

• Buscar compañía y hablar, es decir, compartir sentimientos y pensamientos con otros: miedo, confusión, angustia, pena, pesadillas. Entender que son reacciones naturales frente al estrés de los conflictos sociales.
• Escuchar y ayudar a sus familiares, en especial hijos, pero también a amigos y
compañeros.
• Aceptar la gravedad de la situación, que facilita permitirse sentirse mal, angustiado o indiferente.
• Realizar ejercicios físicos suaves, gimnasia, caminatas, trote suave.
• Estructurar el tiempo y mantener las actividades dentro de lo posible.
• No evadir el dolor o sufrimiento con el uso de drogas o alcohol. Evitar la automedicación.
• Comentar y revisar con otros las noticias, con respeto y menos la confrontación.
• Descansar lo suficiente. Mantener horario para dormir, alrededor de 8 horas.
• Saber que los sueños (pesadillas) y pensamientos recurrentes acerca de la situación son normales y deben ser compartidos con otras personas

En relación a los familiares y amigos

• Escucharlos con atención y acompañarlos.
• Promover ayuda cuando sea posible, llamar por teléfono, visitar a la familia y amigos.
• Estimularlos a participar y volver a las tareas de la vida cotidiana.
• Comprender y aceptar el enojo y otros sentimientos de las personas, más disposición para ser tolerante y comprensivo. Sin embargo, es necesario manifestar desacuerdos respecto de
conductas inadecuadas: violencia física o verbal, consumo de drogas y alcohol.

Consejos para apoyar a los niños

• Mayor cercanía emocional: abrácelos.
• Pase mas tiempo con sus niños, sobre todo antes de acostarse.
• Facilite el contacto con la realidad: converse con ellos sobre los conflictos que escuchan de otros o de las noticias de manera simple, no exagere la situación, pero facilite que hablen de ello.
• Permita que puedan conversar sobre sus sentimientos sobre lo que ven, o creen respecto de la situación. Facilite que hablen sobre cómo se sienten, sobre sus miedos y sobre lo que piensan. Sin embargo, si no quieren hablar, pregúnteles como creen que otros niños se sienten.
• Sin exagerar y sin alarmar cuéntele a los niños como se siente usted.
• No les hable a los niños sobre el temor al futuro. Es recomendable que los adultos se muestren seguros o esperanzados en salir adelante.
• No utilice a los niños para aliviar sus miedos. No duerma con ellos por sus propios miedos, hágalo por los temores e inseguridades de ellos, a lo menos por algunos días.
• Acepte los temores y penas de sus niños. No debe combatir, negar o evitar que expresen los sentimientos.
• Sugiera que dibujen, escriban o jueguen sobre lo que ven o imaginen que está sucediendo en las calles. Esto los calma y los adultos pueden mejor entender como perciben lo sucedido.
• Mantenga las rutinas familiares en la medida de lo posible: comer juntos, contarles un cuento antes de dormirse, dormir la siesta en la tarde. Estimúlelos a pensar en las actividades que vienen, en especial volver a clases, anticipándose a la ansiedad de separación.
• Entregar y responsabilizarlos por tareas productivas y apropiadas a su edad.

Dr. Pedro Retamal C.
Profesor Asociado Facultad de Medicina Universidad de Chile.
Napoleón 3565, oficina 1508. Las Condes, Santiago.

Teléfono: 56 – 2 2203 7430
pretamalc@hotmail.com www.psiquiatriachile.cl

Deja una respuesta