El jueves 10 de Octubre es el Día Mundial de la Salud Mental y la OMS decidió centrarse en la prevención del suicidio, un fenómeno que cada año deja un número de 800 mil personas fallecidas por esta causa en el mundo. En otras palabras, cada 40 segundos se suicida una persona. Mientras que en Chile muere por suicidio alrededor de 1 persona cada 5 horas.

La vía final común para el suicidio o intento de suicidio es la presencia de un episodio de depresión, que obedece a varias patologías. Las más relevantes son la enfermedad del ánimo (depresión mayor y enfermedad bipolar ), esquizofrenia, trastorno grave de la personalidad, consumo drogas y alcohol.

Las Encuestas Nacional de Salud 2009-2010 y 2016-2017 encuentran una prevalencia de síntomas depresivos de poco más de 17%. Y en la última, se consigna que el 0,7% de la población mayor de 15 años ha realizado un intento de suicidio, de manera que al extender los datos a la población de 17.574.003 habitantes, descontando a los menores de 15 años de edad, podemos estimar que más de 90.000 personas al año realizan intentos de suicidio , equivalentes a 263 personas por día y más de 10 personas por hora.

Varios de esos intentos pueden ser muy graves, con secuelas físicas y psicológicas, además del serio trauma y conflicto del entorno.

Causas del Suicidio

En casi todos los casos existe una enfermedad psíquica y si la persona se suicida, agobiada por una enfermedad física, por ejemplo, un cáncer, la causa de la muerte no es esta enfermedad sino que el estado depresivo que le afecta.

La persona no necesariamente está capacitada para tomar una decisión de vivir o morir. En rigor, no es una decisión, el suicidio es empujado por el episodio depresivo.

Es como decir que alguien decide no caminar por una fractura, no es que lo decida, lo que ocurre es que no puede. En rigor, una persona no decide suicidarse, sufre mucho por los sentimientos, síntomas y dificultades que lo agobian, es empujado a quitarse la vida porque es un síntoma de la enfermedad-sufrimiento psíquica, ASÍ COMO EL DOLOR FÍSICO ES SÍNTOMA DE UNA FRACTURA.

Se tiende a señalar que el suicidio ocurre de manera inesperada e incomprensible, pero generalmente las personas que están cerca de la víctima no pueden darse cuenta de estas señales, no las perciben o no las ven. Sin embargo, al hacer un análisis detallado de la situación en que la persona se murió, muchas veces dicha persona estaba con depresión, había comentado su desesperanza, dolor, desesperación y no soportaba lo mal que se sentía. Es decir, hay tiempo y elementos que pueden ayudar a contener el desenlace.

En Chile observamos el contraste entre las tendencias de la mortalidad general y por suicidio. La mortalidad general disminuye progresivamente en las últimas décadas y las tasas de muerte por suicidio aumentan como vemos en el gráfico nº1, aproximándose a 13 muertes por 100 mil habitantes por año el año 2008. Afortunadamente, la tendencia en los últimos años es a la disminución, bajando a 10 por 100.000, alrededor de 1.800 muertes.

Tasas de mortalidad general en Chile

Tasas de suicidio en Chile

Factores de protección

Apoyo social y familiar, embarazo, paternidad, especialmente maternidad; religiosidad y participación en actividades religiosas.

Factores de riesgo

Episodio depresivo actual, independiente de la causa basal; antecedentes previos de intentos suicidas y antecedentes genéticos de enfermedad psíquica en especial suicidio.

Puede consultar información recién publicada por la OMS puedes ingresar en este enlace.

Prof. Dr. Pedro Retamal C.
Departamento Psiquiatría. Campus Oriente.
Facultad de Medicina. Universidad de Chile.

Deja una respuesta