La enfermedad bipolar y el abuso o dependencia del alcohol se presentan de modo simultáneo con más frecuencia de lo esperado, alrededor de 6 veces más (cerca del 30% de los enfermos bipolares sufren de alcoholismo, sobre todo los varones).

Se ha planteado que esta asociación puede ocurrir por varias causas:

a) Los pacientes bipolares tendrían tendencia a buscar una pareja o cónyuge que consuma alcohol.
b) Los episodios maníacos inducen el consumo de alcohol como parte de la sintomatología eufórica, exuberante y expansiva.
c) El alcoholismo tiene una existencia independiente y precipita la aparición de síntomas maníacos en sujetos con vulnerabilidad o predisposición biológica.
d) El alcohol (y las drogas) aliviarían (transitoriamente) estados disfóricos, ansiosos e irritables y tristes en los enfermos del ánimo; en el mediano plazo la patología monopolar (depresión habitual) y bipolar se hace más grave, así los síntomas afectivos pueden quedar enmascarados por la adicción, de manera que el único diagnóstico que se visualiza sería el consumo de alcohol y no la enfermedad afectiva, mono o bipolar.

Prof. Dr. Pedro Retamal C.
Director Departamento Psiquiatría.
Campus Oriente. Facultad De Medicina.
Universidad De Chile.

Deja una respuesta