CENTRO DE ENFERMEDADES DEL ÁNIMO

Dr. Pedro Retamal Médico-Psiquiatra

La atención de pacientes en el Centro de Enfermedades del Ánimo El Golf (CEA) es realizada en una consulta ubicada en un barrio tranquilo, agradable y de fácil acceso, en las cercanías de la estación del Metro Alcántara y que, además, cuenta con un estacionamiento público en la esquina de Napoleón con Augusto Leguía.

Brindamos privacidad y estamos organizados para responder a los requerimientos de las personas afligidas y de sus familiares, quienes pueden solicitar información y resolver las dudas y aprehensiones generadas por el tratamiento, en especial respecto de los efectos colaterales que pueden provocar los medicamentos.

Nuestra secretaria puede responder sus consultas o reservar una hora: (02) 2203 7430.
También puede dejar sus recados en el contestador telefónico las 24 horas del año: (02) 2203 7430.
Además, puede solicitar mayor información al correo electrónico pretamalc@hotmail.com o ingresar a nuestro portal www.psiquiatriachile.cl.

Con el objeto de optimizar el tiempo destinado a la atención y la calidad de nuestro trabajo, los honorarios no incluyen pago por sistemas previsionales
(Fonasa e Isapres).

El doctor Pedro Retamal C., director médico del CEA, tiene más de 25 años de experiencia en enfermedades del ánimo, ha publicado varios libros sobre depresión y enfermedad bipolar, decenas de artículos científicos y es Profesor Asociado de la Facultad de Medicina en la Universidad de Chile.

FORMA DE TRABAJO Y TRATAMIENTOS

– El Centro de Enfermedades del Animo El Golf atiende a personas con alteración del estado de ánimo. Estos incluyen depresión (ya sea el tipo de depresión mayor o un cuadro crónico denominado distimia) y la enfermedad bipolar, anteriormente conocida como enfermedad maníaco depresiva.

– Las alteraciones del ánimo se manifiestan como tristeza, temor, angustia, ideas de culpa, baja autoestima e imposibilidad para sentir placer o felicidad. En otras ocasiones, puede aparecer hiperactividad conductual, aceleración, alegría intensa, euforia, con falta de tino e irritabilidad.

– Las personas deprimidas presentan dificultad de concentración, falta de interés en sus actividades y cansancio. Pueden sufrir de insomnio, falta de apetito o aumento de éste, con las respectiva baja o ganancia de peso. También puede haber una disminución del interés sexual y en ocasiones no hay deseos de vivir.

– Las personas con enfermedad bipolar presentan períodos de depresión y exaltación anímica (manía). Durante un episodio de manía, presentan mayor velocidad en el lenguaje, están más activos, no necesitan dormir o les bastan pocas horas; pueden estar eufóricos, acelerados e irritables. En ocasiones gastan más dinero que lo habitual y consumen alcohol en forma excesiva.

– Las personas con enfermedades afectivas (del estado de ánimo) pueden manifestar alteraciones de las funciones bioquímicas del sistema nervioso. En ocasiones este desbalance se debe a un componente hereditario, sin embargo puede afectar a cualquier persona. Incluso pueden sufrir la enfermedad personas con relaciones familiares y laborales normales. Sin embargo los conflictos ambientales, fracasos, y pérdidas o duelos, tienden a desencadenar o agravar los episodios depresivos o maníacos.

– Algunas personas pueden presentar varios episodios en el transcurso de la vida, impidiendo su bienestar personal y familiar, con consecuencias emocionales y en su actividad estudiantil o laboral. Ellos requieren tratamiento prolongado o indefinido.

– Los síntomas depresivos con más frecuencia se presentan en la edad media de la vida. Pero los de tipo bipolar (depresión y manía) pueden iniciarse en la adolescencia.

– Las personas en el Centro de Enfermedades del Animo El Golf son atendidas minuciosamente, con el objeto de determinar los factores que contribuyen a su enfermedad (biológicos, psicológicos, interpersonales) y para tal efecto se realizan entrevistas clínicas y solicitan exámenes de laboratorio.

– El Centro de Enfermedades del Ánimo El Golf está integrado por un equipo de profesionales, con un particular interés y especialización en estas afecciones. Reuniones periódicas de psiquiatras, psicólogos y orientadoras, permiten desarrollar y planificar un plan terapéutico. Podemos brindar apoyo tanto en los casos habituales, como en aquellos de difícil diagnóstico y tratamiento.

– El tratamiento comprende el período agudo y la mantención posterior para disminuir el riesgo de sufrir nuevas fases. Se pueden emplear diversos tipos de medicamentos y psicoterapia.

– En algunos casos es necesario solicitar interconsultas a otros especialistas, como médico internista, endocrinólogo, cardiólogo y también nutricionista.

– Ocasionalmente, es necesario que el paciente reciba tratamiento (farmacológico y sicoterapéutico) internado por algunos días en una clínica. Las razones más frecuentes que conducen a la hospitalización son la dificultad para cumplir con el tratamiento, abuso de alcohol y drogas, ideas o intentos suicidas y/o agresividad.