Cuadros de depresión o de ansiedad no explican la conducta homicida del piloto alemán que habría estrellado avión sobre los alpes franceses - Psiquiatria Chile
  • Cuadros de depresión o de ansiedad no explican la conducta homicida del piloto alemán que habría estrellado avión sobre los alpes franceses

    Ha sido diversa la información entregada por la fiscalía de Dusseldorf y los medios de comunicación acerca de la salud mental de Andreas Lubitz, copiloto que habría intencionalmente estrellado el avión Airbus A320 sobre los Alpes Franceses el pasado 24 de Marzo.

    La empresa Germanwings declaró que Lubitz informó a la corporación en 2009 que había sufrido un “episodio depresivo severo”, lo que lo obligó a interrumpir su entrenamiento de vuelo por algunos meses.

    Esta información coincide con las investigaciones de los fiscales, la que da cuenta de que el piloto “pasó un largo período en tratamiento psicoterapéutico, con tendencias suicidas manifiestas”, antes de obtener su licencia de vuelo.

    Además, de acuerdo a testimonios de profesionales médicos, Lubitz sufría de un Trastorno de Ansiedad Generalizado (TAG) para el que le habían recetado Olanzapina, además de que estaba siendo tratado por un posible desprendimiento de retina que le hacía temer por el fin de su carrera como piloto.

    Los trastornos psiquiátricos mencionados no están relacionados con un comportamiento extremadamente agresivo u homicida, coinciden los especialistas.

    La Olanzapina que le fue recetada para este trastorno corresponde a un tranquilizante para enfermedades más complejas, como la esquizofrenia o la bipolaridad, afirman los especialistas. “No es un tratamiento que se use para la ansiedad. Si se lo recetaron es porque un médico pensaba que se trataba de una patología grave”, aclara Pedro Retamal, profesor de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

    La hipótesis del médico es que probablemente el piloto habría sufrido de alteraciones graves de la personalidad, del tipo limítrofe o psicopático. “Estas quizás fueron exacerbadas a propósito del diagnóstico psiquiátrico (depresión o TAG) y físico (desprendimiento de retina), el cual puso en jaque su posibilidad de seguir volando” dice el doctor.

    Fuente: El Mercurio (Para leer la nota completa, ingresa en este link).

     

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply