• Obesidad, sobrepeso, y sus consecuencias psicológicas

    Hoy comenzó el mes de la patria, un período que se caracteriza por el aumento en la ingesta de alimentos calóricos y bebistibles con alcohol, muchos de los cuales, pueden generar o consolidar el sobrepeso u obesidad en muchas personas.

    Pero más allá de esta fecha en particular, lo cierto es que un 67% de los chilenos presenta exceso de peso, tal como lo informó el ministerio de Salud a fines de abril de este año.

    Y los efectos del sobrepeso y la obesidad no solo se circunscriben a los aspectos físicos, sino que también pueden acarrear problemas psicológicos, como la depresión y la baja autoestima.

    Según la Fundación Escuela para la formación y actualización en diabetes y nutrición, uno de los problemas psicológicos que han mostrado ser muy efectivos para predecir el aumento de peso en la infancia y la adolescencia, es la depresión.

    Varios estudios demuestran el valor predictivo que tienen los síntomas depresivos en la infancia y la presencia de obesidad durante la infancia tardía, adolescencia y edad adulta. La duración de la depresión entre la niñez y la edad adulta, también ha demostrado poder predecir el IMC para adultos.

    Los problemas psicológicos del sobrepeso

    Un estudio hecho en EE.UU., realizado a más de 1.000 niños de 9 a 10 años de edad, midió la autoestima entre los obesos y los no obesos. Los primeros, mostraron una disminución significativa en los niveles de autoestima, los que también se asociaron con mayores tasas de tristeza, soledad y nerviosismo.

    Y respecto de la depresión, otro estudio realizado en Holanda a 43.534 adolescentes de 18-19 años, demostró que la obesidda aumenta significativamente los niveles de depresión.

    En la investigación, los participantes fueron evaluados mediante el Inventario de Salud Mental (MHI). Después de controlar por las variables socio-demográficas (tales como sexo, edad, etnia y nivel de educación), se confirmó que tanto la obesidad, como el bajo peso son un riesgo para el desarrollo de la depresión.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply